martes, 18 de mayo de 2010

Novillada de otro tiempo

Rosa en el blog de El PAIS: El problema de espectáculos como el de hoy es que se corre la voz y no van a querer matar más ningún toro de este hierro. No lo merece el ganadero. Teniendo en cuenta lo condescendiente que es esta empresa con los toreros es fácil que el año que viene se la ahorren y digan que nadie la quiere. (Ya nos vamos conociendo, y las excusas también).

Carlos Ilián: "Era la guerra, pero una guerra desigual. Seis novillos que tuvieron todo el condimento para traer de cabeza a sus tres 'lidiadores'. Algunos con casta desbordada y otros con un peligro pregonado. Novillos con hechuras de toro y algunos con sentido de auténticos marrajos. Y enfrente esos tres chicos que no tenían ni el más mínimo soporte técnico y las condiciones necesarias para enfrentarse a semejante aluvión de embestidas con dirección a la pechera...leer más"

Rafael Cabrera: "Fue un espectáculo de otra época, pero con algunos novillos que hubieran posibilitado el toreo en ésta, en aquella o en cualquiera. La tauromaquia, sin embargo, camina en sentido inverso, en vez de buscar casta y bravura, muchos ganaderos se han decidido a facilitar la cuestión a los toreros en la senda de una mansedumbre aborregada y bobalicona...leer más"

Llego la casta y arraso en El rincon de ordoñez

Bendita casta. Dicen que el toro pone a cada uno en su sitio, y si salieran más astados - tanto novillos como toros- cómo el primero, el segundo, el tercero o , aunque no nos lo dejaran ver, como el último "saltillo" otro gallo nos cantaría. ¿Cuántos se irían para casa? Luego dirán que son imposibles, que son infumables, y no sé cuántas cosas más...Desde el tendido 6

1 comentario:

fernando dijo...

¿Y los novilleros del escalafon? Esto si que es preocupante.¿Que les enseñan en las escuelas ademas de poner posturas y pegapases?