miércoles, 28 de julio de 2010

Lo han conseguido

Una de las reglas de la democracia (eso sí Española) "está prohibido prohibir" se ha consumado, "Es una falta de libertad total, parece que volvemos a los tiempos de la dictadura. Es un menosprecio a la cultura y al arte, nosotros siempre deberíamos haber estado en el Ministerio de Cultura..." dice Curro Romero.

No creíamos que serían capaces, pues ya está, cuatro gatos han conseguido 180.000 firmas para cambiar la tradición, nada más y nada menos para PROHIBIR los toros en Cataluña (con ñ) a partir del 1 de enero de 2012. Hasta entonces se sucederán gestos, el mayor de ellos por el personaje más escondido de toda España, el personaje que más a luchado, defendido la fiesta NACIONAL en Cataluña, D. José Tomás. El ya ha puso su granito de arena, cuando todos los empresario y todas la plazas le ofrecían lo que no está escrito, el, con lo que sabe hacer, defendía los toros en Barcelona. Ahora, ya no tiene nada que decir, es inútil decir, no procede decir, no se puede decir...¿o sí?.

Pero esto no se acaba aquí, ya tienen presentadas propuestas para el resto del país, España y también para los festejos populares. Seguro que nos quedaremos igual que ahora, PARADOS. Y en el exterior, ¿cómo nos ven? me imagino si nuestra fiesta fuese fiesta nacional de USA, o de UK. Pues no entienden que se prohiba algo que es signo de un país. Precisamente los que no entienden los extranjeros es lo que precisamente quieren en Cataluña, que no les identifique con ningún signo de un país.
Foto: El Mundo

2 comentarios:

Laura dijo...

el dia que usted se ponga en la piel del toro, y diga que no sufre, cambiaré mi opinion,
no teneis argumentos, simplemente, porque no hay nada a favor del maltraro animal por diversión
léase esto, informese, y luego podrá hablar
http://www.publico.es/240174/extrana/tesis/veterinarioque/encandila/lobby/taurino

ToroAlcarria dijo...

Ve la diferencia. ¿Sólo si leo eso me permite ud. hablar? Esa es la gran diferencia, la imposición, la intransigencia, la prohibición.