miércoles, 25 de mayo de 2011

Lo que se está perdiendo en Madrid


Desde que comenzó la feria #SanIsidro2011 sólo he podido disfrutar un día de la suerte de varas. Fue en la novillada del pasado lunes con novillos de "Montealto".

Y es que no se pica, no se hace ya ni sangre "ni para un análisis" (como decía mi amigo Salva). Se pica trasero o en la paletilla, ya lo último que me quedaba por ver es el cambio de tercio por parte del presidente con un sólo puyazo (como en la última tarde de Alejandro Talavante). En el sexto toro, el picador falló, salió el toro del caballo y volvió a entrar, se le picó y automáticamente el presidente, por petición del matador, cambió el tercio ¡qué vergüenza!. Es una pena que esta suerte esté en peligro de extinción por el toreo moderno, basado todo en el tercio de muleta. Tarde tras tarde añoro el capote, tan sólo lo saben manejar unos poco privilegiados. Si hablamos de quites es casi hablar en terminología taurina en desuso. Con la muleta, no se ve un trasteo para someter al toro y doblarse con él cuando así lo requiera el animal, es exponerse a que le llamen los de al lado: "¡Tú estás chapado a la antigua chaval! ".

También estamos perdiendo la figura del "director de lidia", nadie manda u orienta en la organización de la lidia, cuando un toro entra al picador situado en la puerta de cuadrillas, que ya actuado o actuará en el siguiente toro, el director de lidia no le dice nada al compañero ni a los subalternos.

Yo cada vez me voy más desencantado de la que dicen es "la primera del mundo", y es que..."Lo que se está perdiendo en Madrid".


1 comentario:

ToroAlcarria dijo...

Estoy de acuerdo, aunque también habría que pensar porqué no se pica a los toros. Creo que es por que ningun toro (excepto los de siempre) aguantan dos entradas al caballo. Otra cosa es cómo se les pica.