lunes, 25 de febrero de 2008

Esperando

El sábado fui al Circo con mi hija, me pare y mire al tendido alto del siete. ¡Uff... ! trague saliba y salí, mirando para arriba, por dónde César Rincón logró salir 4 veces consecutivas.

- "Mirá, allí se sienta papa, y cuando los toreros triunfan salen por..." Se lo contaba a mi pequeña, de poco sirve, pero yo se lo contaba como si fuese una persona mayor.

Foto: ToroAlcarria.com

1 comentario:

Silvia dijo...

Pues me hubiese gustado ver la cara de tu pequeña, yo creo que esas cosas que dejan huella en los niños, cosas que invitan a que tu hija comience a participar de una afición.
Yo recuerdo, aunque era muy pequeña, cuando mi padre me llevaba de la mano paseando por los alrededores de una ganadería cercana a una casita que tenían. Sólo nos separaba un muro de poco más de un metro, y los toros pastaban tranquilamente a escasos cinco metros.
No se me olvidarán lo que para mí eran pequeñas enseñanzas valiosas: "hija, no hagas movimientos bruscos" "anda despacio". No puedo evitar recordarlo con una sonrisa en la boca.